El Hombre y el Cosmos

En general, el ser humano siempre tiende a ser egocéntrico. Así, a lo largo de la historia, de una forma o de otra, ha creído ser el centro del mundo. Incluso ha llegado a pensar que todo el Universo ha sido creado para él, para su conveniencia y desarrollo. Es de una enorme prepotencia pensar que la inmensidad de la creación tenga tan solo un objetivo: servir al hombre. Una observación, sistemática y sin demasiados perjuicios, nos dirá que existen muchos seres en la naturaleza, que cada uno de ellos tiene su existencia y sus fines propios. Pero que, dentro […]